13 nov. 2010

Os deseo una paja feliz



Hace unas horas he encontrado en el blog Atlantis, de un mi amigo italiano (que siempre publica cosas interesantes) una noticia muy curiosa. Se trata de una asociación de voluntarios que ayuda los ciegos a pajearse. Pues si, lo habéis entendido bien: hacerse una paja, o sea jugar con tu rabo, o sea poner la mano como un ascensor y bajar al garaje y luego subir hasta la azotea, y esto repetido más de una vez. En definitiva: masturbarse. Porque como dice Woody Allen: "La masturbación es el sexo con alguien a quien amas" y todos tenemos derecho a hacerlo, y a dedicarnos a este hermoso deporte manual.
Hay gente a quien le gusta hacerlo por la mañana, antes de ir a trabajar; gente a quien le gusta hacerlo por la tarde (a mi me encanta alrededor de las 2...), y una vez tenía un amigo que le molaba hacerlo en el metro en forma muy discreta, por supuesto, en los domingos soleados (y por eso llevaba siempre, en los domingos soleados, pantalones con bolsillos muy hondos). Lo se puede hacer utilizando la fantasía, un recuerdo, un amigo amable que tiene unos minutos para nosotros o el vecino que cada día se pone delante de la ventana a depilarse el culo, pero todo, todo el mundo, ama y disfruta de una cosa que se llama pornazo.
Ahora no voy a explicaros que es un pornazo, pero ya queda bastante claro que un invidente nunca podrá disfrutar de este revolucionario producto. ¡Nunca hasta hoy! Porque la Asociación de voluntarios Porn for the Blind (pues si, el nombre no es muy original), ha tomado medidas y solucionado el problema.
¡Ya quitate del rostro esta sonrisita de cerdo ibérico! ¿Vale?
Que cuando los voluntarios hacen el voluntariado siempre lo hacen muy bien, y esta problemática la han tomando muy en serio. Se trata de gravar archivos audio donde se cuenta lo que pasa en el video. Sencillo pero genial. En esta pagina ya quedan muchos. Y para que la tarea vaya bien la Asociación ha añadido una pagina explicativa.
A ver, antes de todos: “Muchas gracias al ciudadano voluntario que quiere ayudarnos”, dice la pagina.
Pues, ¡yo encantado!
Luego: “Tenéis que elegir el pornazo. Aquí hay unas direcciones, que ya sabemos gusta mucho a nuestra clientela. Pero si conoces otras paginas que te gustan más, está bien ¿sabes?”.
Y esto si que me parece sabio, porque el voluntariado siempre se funda en la iniciativa del individuo. En la libera acción del ciudadano. Así se consigue una sociedad más justa. La gente se queda más relajada y tu, haciendo el bien, te ganas tu trozin de paraíso (¡no católico por supuesto!).
"Sólo tienes que utilizar el módulo de la derecha" nos explica la pagina, "cargar un clip de vista previa, y declarar: Porn for the Blind presenta [añadir nombre del sitio web]. Se trata de una clip de vista previa [añadir la duración del clip] ubicada en [añadir URL completa, incluido el "barra HTTP"]."
Parece un paraíso bastante ordenado, pues si. Además la página nos advierte que hay que tener cuidados y que solo podemos elegir entre palabras como: masculino, femenino, el pene, la vagina, los senos. O sea nada de vulgar.
Algo como: la gentil señora está ahora mirando los pantalones del gentil señor".
Y por ese camino seguir....
"El pene, masculino del señor al pensar a la vagina, por supuesto femenina, de la señora se pone túrgido. También los senos de la señora, de tamaño similar a dos melones, pero de color distinto, se ponen túrgidos.
Desabrochando los pantalones el señor, ahora mas que nunca masculino, enseña su pene a la señora que parece agradecerlo. Siguen presentaciones. Vamos a describir el pene: bueno no ¡rectifico! Ahora no... porque la señora acaba de ponerse de rodilla. Entonces: el pene, la cual descripción adelantamos por falta de tiempo y que pero sigue muy masculino, viene introducido en la boca de la señora. La señora, enchufada al grifo, aunque impedida en la locución, consigue declarar algo que podremos traducir así: soy adicta al sexo y también lo era mi madre. Ya hace falta describir la reacción del señor a estas palabras: él poniendo cara....
Disculpen, ¡acaba de entrar un bombero!
Bueno el bombero se acerca y entra en el juego.
Ya se ha quitado la divisa enseñando...
¡JODER!
La señora...
¡pero que bombero!!
La señora de antepasados discutibles,
sin darse cuenta sigue de espaldas al bombero .
El señor.
El bombero.
El señor se desenchufa y reacciona levantando las piernas a la señora.
¡El bomberoooo!!! El bombero esprinta hacias el delantero.
Toca toca toca...
!Golpe de esquina!
¡GOOOOOLLLLLLL!!!!!!!
¡Campeones, campeones del mundoooooo!!!!!
Recordáis al final añadir en plan muy serio: Porn for the Blind es una organización sin fines de lucro. Os deseamos una feliz paja.


Antonino Pingue © 2010 Todos los derechos reservados

1 comentario: