29 sept. 2010

Finde (Brief)


Finde im Sog der Welle, der den Sand bewegt und legt wo er war, die Zeit zum Nachdenken. Finde in der vorbeiziehenden Wolke, den Faden der Erinnerung. Und an dem an der Küste vorbeifahrendem Auto, die Freude eines ersten Kusses. Finde im vom Meer abgerundeten Stück einer Flasche, das Grün von zwei Augen. An den Nachmittagen am Strand, das Schweigen deiner Fehler. Finde in einem Happen frischen Fisches, die Freude an der Freude die du geben kannst. Finde im Kielwasser des Schiffes, das sicher fährt, die Lust zu reisen. Finde in der nur schwer laufenden Mühle, die Süße des Verlustes. Und in der Segel, die flattert und sich nicht aufbläst, den Sinn des Humors. Finde in den sich erstreckenden Landzügen einer Insel, die Form einer Hand (und stell dir vor das es etwas deutet). Finde in der um 3 Uhr nachmittags blendenden Sonne, den Schatten eines Kindes das drauf wartet zu Baden und die Langeweile nicht kennt. Und in einem kleinen geöffneten Fenster, den Duft frisch gebackem Gebäcks. Finde in einer geduldig fliegenden Möwe, das Vertrauen der Zeit. Und im Geschmack der Mandeln, die Lust auf schöne Tage. Finde in einem Glas mit klarem Wasser, die Täuschung des Himmel der das Meer blau macht (und lach drüber!) Finde im säuerlichen Geruch der Netze, die Wichtigkeit der Erinnerungen. Und im Weinen eines Neugeborenen der sich weigert sein erstes bad zu nehmen (und wie er sich weigert!), die Lust weiter zu gehen. Finde im Felsen der unterm Wasser gleitet, und Farbe und Form ändert, das Gefühl von etwas das dir entkommt. Finde in dem sich entfernenden schaukelden Fischerboot, die Gelassenheit. Und in dem ans Ufer gezogene, blau wißen Boot, die Möglichkeit drumherum zu spelern.

Antonino Pingue © 2010 All rights reserved
Beniamino Napoli
© 2010 translated
Testo in italiano: Trova (lettera)


23 sept. 2010

Yo pedí un bocadillo de polla ¡pero también Clare Boothe Luce se equivocó!


Ay ay ay... que rollo los idiomas. Hace dos años yo, recién llegado a Madrid, en una terraza de Plaza Olavide le pedí a un camarero un bocadillo de polla en lugar de un bocadillo de pollo. Y dándome cuenta que la cara del camarero se había puesto roja (con algo de azul), para ser amable (y además deseando desarrollar mi español), pregunté si, por casualidad, no tenía polla. Luego por mucho tiempo me quedé embarazado (aunque nunca conseguí conocer el camarero), por la sencilla razón que en italiano quedarse embarazado suena similar a “estar incomodo”. Y así anuncié a todo el mundo, y sin vergüenza, mi embarazo cuando me quedé sin un duro al momento de pagar la cuenta en un restaurante muy pijo (un amigo me aconsejó dejar al padre pagar); cuando tirándome a la piscina salí sin bañador (otro amigo murmuró: pero no es posible, el cloro mata todo); y cuando en el cuarto de baño de un club de jazz alguien intentó chuparme “el pollo” contándome que le encantaba, pero que le encantaba de verdad, Rafaella Carrá, (un día, me gustaría describir la cara del tío, medio enrollado en mis calzoncillos, al oír que todo eso me ponía embarazado).


Pero lo que me pasó es la nada en comparación con lo que pasó, en el 1938 a Clare Boothe Luce, editora de la revista de moda "Vanity Fair" de Nueva York.
Clarita tenía un amiga que, pobrecita, se le había muerto la hija (aunque todo esto suena demasiado a rima es algo de trágico). La hija (quiero decir la hija de la pobrecita amiga de clarita), llevando su vestido negro favorito y un prendedor de rosas amarillas, se había suicidado tirándose por la ventana de su apartamento de lujo situado en un rascacielos. Y fue por eso que Clare Boothe Luce deseaba hacer algo por su amiga y encontrando un día, en una fiesta muy vip, a la famosa pintora Frida Kahlo, se acercó a ella para contarle toda la historia y comisionarle un retrato (un retrato de la hija de su jodida amiga).
Frida, genial como era, sugirió el pintar el cuadro como un retablo. La Clare pensó indudablemente: “Pues retrato, retablo, suenan igual... está bien” y aceptó.
Es que un retablo es algo totalmente distinto de un retrato. Un retablo es como un cómic, como un “ex voto” en el cual se recuerda y se pinta la historia que causó la desgracia.
Así mientras la Clarita esperaba un retrato muy burgués donde salía una mujer guapa y elegante con su mejor vestido y sus joyas más impactantes, Frida pintaba un cuadro donde la chica se tiraba por la ventana del rascacielos y luego se la veía caer y por fin acababa aplastada en la acera como una cucaracha. Además es típico de los retablos añadir un pequeño relato del sucedido y Frida lo escribió con letras mojadas del sangre de la pobrecita.
¡Desde luego todo quedaba muy guay!
Cuando Clare Boothe Luce vio el cuadro empezó a gritar (nos gusta pensar apretando un vocabulario) y su primera reacción fue pensar en quemarlo, pero sus amigos la convencieron de lo contrario. Porque la Kahlo ya tenía mucho éxito y, bueno, el arte es el arte.
“¡Arte…y una mierda!” seguro pensó la Clarita “si voy a dar este cuadro a mi amiga ella me mata”.
Así parte de la tercera línea del relato sangrante, que una vez decía "pintado a petición de Clare Boothe Luce, para la madre de Dorothy" fue borrada. Y luego el cuadro desapareció por mucho, pero muchos años hasta que reapareció misteriosamente delante de la puerta principal del Museo de Arte de Phoenix, donde se exhibe en la actualidad (porque el arte es arte).
El cuadro se titula “El Suicidio de Dorothy Hale” y es uno de los cuadros más fuertes de Frida.
No hace falta que os diga que a mi, personalmente, me pone... ¡embarazado!


14 sept. 2010

Era de Mayo...pues pero tambien de Maggio


Es impresionante como el dialecto napolitano y el español se asemejan. Europa es ésta.... contaminaciones. Escucháis la canción leyendo el texto en español... os dareis cuenta




Era de Mayo
Era de mayo
y te caían encima
a racimos las cerezas rojas.
Fresco era el aire y todo el jardín
olía a rosas a cientos de pasos.
Era mayo,
y no, no lo olvido,
una canción cantábamos a dos voces
más tiempo pasa,
y más lo recuerdo
fresco era el aire y la canción dulce...

Y decías: corazón
corazón mío no te vayas
tú me dejas y yo cuento las horas
quién sabe cuando volverás.
Respondía: vuelvo en mayo
cuando vuelven las rosas
si esta flor vuelve en mayo
yo en mayo ya estoy aquí,
si esta flor vuelve en mayo
yo en mayo ya estoy aquí

Ya he vuelto,
y ahora, como una vez,
cantamos juntos el motivo antiguo,
pasa el tiempo, y el mundo da una vuelta,
pero el amor verdadero, no, no acaba.
De ti, belleza mía, me enamoré,
si lo recuerdas, delante de la fuente.
El agua allí, no se seca nunca,
y heridas de amor no se sanan.
No se sana, que sanada,
si lo fuera, luz mía,
en medio de este aire embalsamado
a miràrte yo no estaría.

Y te digo: mi corazón
corazón mío ya he vuelto
vuelve mayo y vuelve el amor
haz de mí lo que quieras.
¡Vuelve mayo y vuelve el amor
haz de mí lo que quieras!


Era di Maggio
Era de maggio, e te cadeono 'nzino
a schiocche a schiocche li ccerase rosse...
Fresca era ll'aria e tutto lu ciardino
addurava de rose a ciente passe.
Era de maggio - io, no, nun me ne scordo -
'na canzone contàvemo a ddoie voce:
cchiù tiempe passa e cchiù me n'allicordo
fresca era ll'aria e la canzone doce.

E diceva: "Core, core!
Core mio luntano vaie:
tu me lasse e io conto l'ore
chi sa quanno turnarraie!"
Rispunnev'io: "Turnarraggio
quanno tornano li rose
si stu sciore torna a maggio
pure a maggio io stonco ccà".

E sò turnato, e mò, comm'a na vota,
cantammo nzieme lu mutivo antico;
passa lu tiempo e lu munno s'avota, ma ammore vero, no, nun vota vico.
De te, bellezza mia, m'annammuraie,
si t'allicuorde, nnanze a la funtana:
l'acqua llà dinto nun se secca maie
e ferita d'ammore nun se sana.
Nun se sana; ca sanata
si se fosse, gioja mia,
mmiezo a st'aria mbarzamata
a guardarte io nun starria!

E te dico: - Core core!
core mio, turnato io sò
torna maggio e torna ammore,
fa de me chello che vuò!