21 dic. 2010

En este extraño verano bajo el nórdico



Hace frío en esta noche bonita que sabe a almohada y a navidad. Hace frío fuera de la ventana mientras te enrollas conmigo con la excusa de un beso. Hace frío en esta noche oscura donde también la luna se ha ido a buscar su calor.

Y con este hielo también los ruidos de la calle suben aturdidos por las bufandas de lanas, por las manos escondidas en los bolsillos y por la gente que ya parece no tener cuello. Fuera quedan solos los tardones ¿sabes? Y las tiendas que venden regalos y las luces navideñas que se encienden.

Pero, mientras me cuentas de tu pueblo, de tu abuela, de tu primer día de escuela, de aquel tío al cual sonreíste y que te compró un helado y luego desaparació (era solo primavera, ¿verdad?), mientras tus brazos se cierran en mi pecho y te dejas llevar por mis manos... queda solo verano.

Y debajo el nórdico echamos tontos vistazos a la playa acalorada como una lagartija. Mira compañero esa señora ¿no es igual a tu abuela? Pues sí. Y allí, allí en la isla en medio del golfo, mira ¿aquella no es tu escuela? Mira como parece coloreada ahora que es verano. En este verano bajo el nórdico. En nuestro primer verano bajo el nórdico.
Y te hago el amor, con todo mi cuerpo. Y te devuelvo, en este extraño verano bajo el nórdico, cada sonrisa que el mundo no te ha devuelto .

Buenas fiestas.

Antonino Pingue © 2010 Todos los derechos reservados

3 comentarios:

  1. Io ti ho scoperto per caso, ma mi sento vicinissima a te, che hai anticipato il mio sogno di andarmene da un paese que "quiero, aunque lo odie".
    Leggerti é un piacere, sfiori spesso la poesia.

    Buone feste :)

    ResponderEliminar