3 may. 2011

Luchar por la paridad de todos los productos relacionados

Pues, vaya mundo en el cual vivimos. Desde hace unas semanas en Italia hay una nueva revolución. Los homosexuales italianos han decidido rebelarse contra la homofobia de Estado. A encabezar la revuelta, están los que venden armarios, (lo cual es altamente simbólico). Ikea ha publicado un anuncio donde se ven dos hombres que están cogidos de la mano bajo la frase: estamos abiertos a todas la familias. Inmediata la reacción del gobierno que ha declarado que esa publicidad es anti constitucional y de mal gusto. Entonces todas las mariconas de Italia enfurruñadas han quedado delante de una Ikea para besarse y luego entrar a comprarse armarios, mesitas de noche, sofá y colchones en una auténtica ejecución revolucionaria. Ikea, en plan otro tanto revolucionario los has acogido con mucha amabilidad. Se han visto luchas heroicas por una Billy ( de todos los colores, negra, amarilla o blanca), orgullosas escaramuzas por el derecho de las estanterías modulares, debates por la libertad de los pomos y tiradores y en general por la paridad de todos los productos relacionados. Un éxito tan grande que otra cadena de tiendas, esta vez de restauración, ha publicado el mismo anuncio. Esta vez son dos chicas las que están cogidas de la mano bajo la frase: “Oigan ¡nosotros también estamos abiertos a todas la familias!!!”. Cocineros y camareros ya esperan con ansiedad la oleada plumea...
Nadie, hasta ahora, sospecha que más que abiertas a todas la familias estas cadenas están abiertas a todas la tarjetas de crédito...y que esta es una lucha por el derecho a ser productos relacionados.

Entretanto las familias extrañas se multiplican en el panorama televisivo italiano. En un anuncio de la Kraft una niña rubia afirma que un largo
calabacín lleno de queso en la capilla le recuerda la madre en lugar del padre... todavía el gobierno italiano no se ha pronunciado sobre la constitucionalidad de las madres con calabacines (quedamos a la espera).

No hay comentarios:

Publicar un comentario